EDITORIAL

¡Menos flores, más derechos! Primera Parte

Esta frase cobra vigencia cada 8 de marzo ¡y con razón! El día de la mujer es una fecha para recordar que la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres persiste y falta mucho por recorrer, no para decir frases cursis y vacías que solo perpetúan la subordinación de las mujeres.

Así que he aquí un par de mensajes para el 8 de marzo:

-Queridos jefes: en vez de dar ese ramo de flores a sus colaboradoras en el trabajo, denles ese aumento salarial tan pedido, o el ascenso tan luchado y bien merecido.

-Queridos profesores: no acosen a sus estudiantes mujeres y déjenlas expresarse en las aulas, sus opiniones son muy valiosas.

-Queridos novios: a cambio de esas rosas anuales, dejen de celarlas y empiece a respetarlas.

-Querido esposo: mejor que esos claveles es la repartición de las tareas del hogar.

Vale recalcar que la lucha por la igualdad de género está también en los espacios privados, así que no solo se trata de una cuestión de políticas públicas, de códigos penales más severos, ni de leyes muy bien redactadas; hay que empezar por no perpetuar en casa un doble estándar con nuestras niñas.

Pues mientras a ellas les impedimos salir con chicos, les exigimos comportarse bien a toda costa, les obligamos a soportar calladas injusticias en la casa y les enseñamos a soportar miradas y piropos, premiamos a nuestros hijos varones por ser mujeriegos, les alentamos a ser violentos, y elogiamos sus malos comportamientos en la casa y en la calle.
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *