¿Qué quedó pendiente en 2018?

PRODH extiende un cálido saludo de fin de año con la esperanza de un mundo mejor, uno donde el respeto a los derechos humanos sea la regla de conducta general.

Ha sido un año de duras batallas, las ganadas por fortuna han servido para mejorar la vida de muchísimas personas en el Ecuador y en el mundo, pero las perdidas sirven para reflexionar sobre lo que falta por andar, sobre lo que tenemos que hacer para seguir dejando este mundo mejor de lo que lo recibimos.

Dentro de los pendientes se encuentran la lucha contra la corrupción, la verdadera consolidación de un Estado laico, robustecer la democracia de verdad, erradicar la pobreza, combatir todo tipo de discriminación, lograr que las mujeres puedan salir tranquilas a la calle sabiendo que van a regresar sanas y salvas a casa, abrazar las diferencias étnicas y sexuales, respetar los territorios ancestrales, profundizar en los derechos de la naturaleza, emprender acciones urgentes contra el calentamiento global, entre otros muchos asuntos irresueltos.

Podríamos seguir haciendo un extenso listado pero la intención es más bien invitar a la auto-reflexión sobre las acciones que debemos continuar realizando desde nuestros hogares, lugares de trabajo y desde las calles, por un mejor presente. Interroguémonos ¿cómo nos gustaría que vivieran las nuevas generaciones? ¿qué acciones son necesarias para que todas las personas tengan las mismas oportunidades? ¿cómo debo ejercer mi derecho al voto? ¿cómo puedo resistir las decisiones y leyes injustas? Y en especial ¿qué puedo hacer desde mi vida diaria para respetar los derechos de otras personas?

Les deseamos unas felices fiestas y un 2019 respetuoso de los derechos de todas y de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.