VOCES COMPROMETIDAS

Mineros buscan alternativas luego de la consulta en Girón

Por: Diocles Zambrano, Oficina de Derecho Ambiental, Orellana

Mineros buscan alternativas luego de la consulta en Girón, este es un titular de diario El Comercio, uno de los periódicos de mayor circulación nacional, del día 3 de abril del 2019. Dice la noticia en uno de sus párrafos que “en su criterio, una decisión de estas características causa preocupación en todos los sectores e industrias, que posiblemente quieren invertir en el Ecuador”.

Para contrarrestar este posible escenario, Santiago Yépez, presidente de la Cámara de Minería del Ecuador, expresó que “es importante que la Corte Constitucional determine si es factible realizar consultas populares locales sobre temas de interés nacional». ¿Cómo puede pronunciarse sobre la decisión del pueblo la Corte Constitucional? En el pueblo radica la soberanía del país, como lo ordena la Constitución de la República del Ecuador, en su Artículo 1, párrafo segundo:”La soberanía radica en el pueblo, cuya voluntad es el fundamento de la autoridad, y se ejerce a través de los órganos del poder público y de las formas de participación directa previstas en la Constitución”. Por lo tanto, las personas que en todo el país estamos siendo afectadas por estas decisiones de concesiones mineras, petroleras y agroindustriales que tanto daño han hecho a la naturaleza, a nuestra salud y territorios sin respetar el Art. 71 de la Constitución que dice: La naturaleza o Pacha Mama, donde se reproduce y realiza la vida, tiene derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos. Debemos de estar atentos a que se respete la decisión del pueblo de Girón y seguir su ejemplo de llevar a consulta la realización de los diferentes mega proyectos que en su totalidad no han cumplido con la consulta previa libre e informada como dicen los Art. 57, y 398 de nuestra Constitución. Por su parte, el Art. 66, numeral 27, garantiza el derecho a vivir en un ambiente sano, ecológicamente equilibrado, libre de contaminación y en armonía con la naturaleza.