VOCES COMPROMETIDAS

Insistir para reducir y eliminar la violencia sexual en el ámbito educativo

Por:Sonia Rodríguez Jaramillo, CEPAM Guayaquil

En la ciudad de Guayaquil, en diciembre del 2002, Paola Guzmán Albarracín, estudiante de 16 años se suicidó después de haber vivido la presión afectiva ejercida por el Vicerector del colegio, quien la abusó sexualmente bajo la forma encubierta de enamoramiento, con el conocimiento de otros docentes y autoridades de la unidad educativa.

El caso fue presentado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por el CEPAM Gye, tras comprobar que en el país se agotaron las instancias para hacer justicia. Han pasado más de quince años y seguimos conociendo casos de violencia sexual en el ámbito educativo. Si bien el Estado -dando respuesta a la demanda internacional- realizó acciones importantes, como formar docentes para el abordaje inicial de la violencia sexual, poner el nombre de Paola en una unidad de salud que atiende de manera emergente a víctimas de violencia, lamentablemente, a la fecha esos programas están suspendidos. Por eso, el caso ha sido enviado a la Corte Interamericana para que el Estado ecuatoriano restituya derechos a la madre de Paola y establezca programas relevantes para reducir la violencia sexual en el ámbito educativo.

Para reducir y eliminar la violencia sexual en el ámbito educativo hace falta insistir en educación integral para la sexualidad, formación de docentes para prevenir la violencia sexual, formación de profesionales de salud y de justicia, campañas comunicacionales para prevenir la violencia sexual y sancionar severamente a quienes cometen estos delitos, y están vinculados a mafias de pornografía y explotación sexual.

https://www.eluniverso.com/noticias/2019/02/13/nota/7187834/caso-violencia-acoso-sexual-ocurrido-ecuador-va-corte-idh