VOCES COMPROMETIDAS

Denuncian complicidad gubernamental a favor de Chevron

Por: Ivonne Macías, Comité de Derechos Humanos Shushufindi

Texaco, hoy Chevron, cometió un crimen en la Amazonia ecuatoriana y por eso fue juzgada, sancionada y debe pagar el daño cometido. Sin embargo, el Gobierno ecuatoriano da muestras de querer salvar de responsabilidades a la empresa petrolera, ante lo cual en menos de un año, los pueblos amazónicos de las provincias de Orellana y Sucumbíos han sido víctimas de cuatro embates. Continúan en la memoria las arremetidas gubernamentales y de la petrolera a la Unión de Afectados del Caso Texaco, UDAPT.

El primero fue cuando estaba el caso en la Corte Constitucional, allí el Gobierno y Chevron presionaron a los jueces para que fallen a favor de la petrolera, ante lo cual gracias a la lucha de las comunidades amazónicas mencionadas, se obtuvo un primer dictamen favorable.

El segundo ataque, seguido de una segunda victoria, fue cuando las cortes holandesas emitieron el laudo arbitral y el Gobierno decidió anular el caso presentado por las comunidades.